Captcha Security Check *
heilink.com is for sale.
Enter the characters below to continue:
Refresh
Type the characters you see in the picture above.
▶ View Price
*What's this?
Web bots cannot type captchas. This form helps us determine that you are human.
Clara Pastor: “Queríamos estar fuera del tiempo y de las modas” | Elba Editorial

Clara Pastor: “Queríamos estar fuera del tiempo y de las modas”

11/ 10/ 2012

Entrevista de Xavier Berenguer.

De Quaderns Crema a Planeta y Crítica, Clara Pastor se conoce como nadie el oficio de editar. Ahora, ya por libre desde hace poco más de dos años, su editora, Elba, parte de este principio editorial: “cada título es una forma de decir ‘creo que esto os gustará’”. De Waugh a Cummings o Patrick Leigh Fermor, su catálogo –en efecto– está gustando.

– Al principio, uno pensaba que Elba era un río, pero parece ser que no…

– En realidad, el nombre surgió de la isla. Buscábamos algo que asociara la idea de Europa, del Mediterráneo, de una isla que estuviera en el centro (de la cultura europea) y al mismo tiempo aislada, fuera del tiempo y de las modas.

– Hace poco tiempo que empezó su andadura como editora independiente. Sin embargo, ya cuenta con un fondo envidiable. ¿Qué títulos le han dado más alegrías, cuales ha editado con más gusto?

– La vedad es que todos.  La gracia de una editorial como Elba, en la que el criterio de selección de los libros es que nos gusten y que sean ‘libros que dejan huella’, es que todo lo que se edita se hace con el pleno convencimiento de estar ofreciéndole algo que vale la pena al lector. Cada título es una forma de decir ‘creo que esto os gustará…’ Otra cosa es que entre el mar de libros llegue el mensaje, claro, o que acertemos siempre…

Respecto a las alegrías, si hablamos de ventas, los libros de viajes como Un tiempo para callar, Desde París o Viaje a la Grecia antigua se han vendido por encima de la media. De la colección de arte hay algunos, normalmente vinculados a algún nombre muy conocido como Marcel Duchamp o Giacometti, que se han vendido más de lo esperado. Y en ventas el libro estrella es el libro sobre El Prado de Eduardo Arroyo, Al pie del cañón. Pero eso tiene mucho que ver con la propia estrella del autor, que además de pintor es un escritor muy brillante, y con que es un autor de aquí.

– Usted ha contado con prologuistas de gran calidad, Sam Abrams, Valentí Puig…

– Sí, de gran calidad y muy pensados para los títulos que han prologado. Siendo personas de mucho prestigio, se pensó en ellos no por ser ‘conocidos’ sino por lo que podían decir sobre el texto. Pienso que los prólogos pueden jugar un papel muy importante; de alguna manera son la puerta que invita al lector a entrar en el mundo sobre el que escribe el autor, y el prologuista es el guía que lleva al lector por el texto, señalándole cosas en las que tal vez no habría reparado por si solo.

– ¿Hasta qué punto es necesario para un editor, antes de lanzarse a tener su propio sello, haber trabajado en un grupo editorial de importancia? ¿Qué aprendió usted de su andadura previa?

– No creo que sea necesario haber pasado por un gran grupo editorial antes de lanzarse a editar por cuenta propia. Pero sí es absolutamente necesaria la andadura previa. Para algunos será haber realizado alguno de los trabajos especializados que se hacen en una gran editorial: editor de mesa, relaciones con la prensa, derechos, producción, marketing; para otros puede haber sido hacer varias funciones dentro de una editorial más pequeña; y otros pueden haber trabajado de free-lance para otros editores y un día lanzarse ellos a editar. En cualquier caso, creo que es fundamental conocer al menos algunos de los aspectos del negocio editorial bien, y si se tiene un panorama más amplio, tanto mejor. Yo he tenido la suerte de trabajar con algunos de los mejores editores del país, entre ellos Jaume Vallcorba y José Manuel Lara, las dos personas de las que más he aprendido profesionalmente. Del primero, en Quaderns Crema-Acantilado aprendí el trabajo minucioso, el espíritu de la perfección (hasta la obsesión), la selección de títulos y a ir construyendo una línea editorial propia y mantenerse fiel a ella. En los grandes grupos se aprenden dos cosas muy útiles: a pensar en términos rentables –esta es, absolutamente, una exigencia del guión– y a trabajar deprisa y en equipo, aunque esto signifique renunciar a algo de perfección.

– Además de editar usted también traduce algunos títulos… ¿Vamos a una figura de editor hacelotodo?

– Bueno, en un sitio pequeño se acaba haciendo un poco de todo. Imagino que cada editor pequeño abarcará en su pequeña editorial aquellos trabajos que más le gustan y que mejor hace. El que tiene talento para la gestión, además de editar buenos libros sabe llevar muy bien las cuentas; el que tiene talento para vender sus libros a los medios y a los libreros está haciendo un marketing impagable; a mí la parte que más me gusta de los libros es, además de pensarlos, hacerlos, meterme en el texto, pensar por qué lo edito, por qué les gustará a los lectores. De ahí las traducciones, los prólogos…

– ¿Qué editores españoles y extranjeros han inspirado su labor?

– Extranjeros, muchos. Me fijo en pequeñas editoriales francesas, inglesas y americanas que hacen cosas maravillosas; no todas sirven para nuestro mercado, pero de allí saco algunos títulos y  muchas ideas. Las editoriales españolas me sirven sobre todo como referencia a la hora de crear una línea;  ver qué hacen otros, me ayuda a encajarme mejor en la mía. Hay bastantes que están haciendo un trabajo interesante, a riesgo de olvidar muchas,  se me ocurren Minúscula y Libros del Asteroide, entre las semi-nuevas.

– Barcelona, ¿sigue siendo la capital de la edición en español?

– Mmmmh…tendría que medir mi respuesta y no tengo datos concretos que avalen mi respuesta, pero  diría que no; o por lo menos no en lo que se refiere a pequeños y medianos editores. Me da la impresión de que están bastante repartidos por distintos puntos de la península, tal vez con mayor concentración en Barcelona y Madrid, pero eso es lógico.

– Ha dicho que hace ‘libros para mil personas’. ¿Ese saber dosificarse es el éxito de un pequeño editor o es fruto de la crisis económica? Por cierto, ¿tanto se nota en su sector?

– Rotundamente sí, y perdón por la contundencia. Creo que si practicáramos la contención, tanto en el número de títulos editados como en el deseo de copar el mercado, el sector del libro sería un sector de gente más feliz. Puede que sea el punto de vista sesgado de alguien que cree que ‘lo pequeño es bello’; o que como edito libros para pocos el objetivo de hacer crecer ese público se me hace un poco utópico. Pero para ceñirme a la pregunta, sí, creo que la prudencia es una virtud fundamental en el editor pequeño. Los ‘grandes éxitos’, si vienen, bienvenidos sean, pero en el caso del pequeño editor no puede –ni debe– hacer de eso su misión, si salir a buscarlos con la chequera.

Respecto a la crisis en el sector, yo ya empecé con la crisis, de modo que el mundo pre crisis lo recuerdo de  cuando no llevaba yo mi propia empresa. Más que la crisis, que sí se nota, claro, creo que lo que más se acusa es el hecho de que es un sector en vías de transformación, en el que algunas cosas morirán, saldrán otras nuevas y algunas de las viejas y las nuevas convivirán, por lo menos un tiempo.

– ¿Nos puede anticipar algún título para el futuro?

– Acaban de salir las prosas del poeta E.E. Cummings, las seis conferencias que dio en Harvard para hablar de su poesía. Son magníficas, para amantes de Cummings, amantes de la poesía y para el lector sensible a la literatura y la vida en general. Este otoño saldrá el viaje de Patrick Leigh Fermor, autor de Un tiempo para callar, por las Antillas, El árbol del viajero, su primer libro, escrito con un estilo plástico insuperable. A principios del 2013 seguiremos con sus cartas desde los Andes. En la colección de arte empezaremos la temporada con un libro sobre Picasso del crítico de arte británico David Sylvester, uno sobre Giacometti y un recorrido por la pintura escrito por un galerista barcelonés.

Comentarios (0)

Deje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...
¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Obligatorio *

Debes escribir un nombre

Debes escribir un email válido

Acepto la política de privacidad

Condiciones de privacidad, suscripción a newsletter


Según lo establecido en la L.O. 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, te informamos que los datos personales que nos proporciones a través de este formulario serán incorporados a un fichero automatizado titularidad de Elba Editorial, S.L. debidamente inscrito en el Registro General de Protección de Datos quien, como Responsable del mismo, los utilizará exclusivamente con la finalidad de suscribirte a nuestra Newsletter (boletín por correo electrónico), así como mantenerte permanentemente informado sobre nuestras iniciativas así como cualquier evento que entendamos que pueda resultar de tu interés. Trataremos tus datos personales con total confidencialidad y seguridad, de acuerdo con la normativa vigente.

Podrás ejercitar en cualquier momento y de forma muy sencilla, tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, incluso al tratamiento de tus datos personales con fines informativos y/o promocionales. Para ello, deberás remitirnos una comunicación escrita, acompañada de copia de tu DNI, a Elba Editorial, S.L, enviándola a la siguiente dirección de correo electrónico: editorial@elbaeditorial.com indicándonos qué deseas que hagamos con tus datos.

Si tienes cualquier duda, comentario, sugerencia o problema relacionado con nuestra Política de Protección de Datos de Carácter Personal, y/o nuestra Política de Privacidad, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de la siguiente dirección de correo electrónico: editorial@elbaeditorial.com.