https://www.elbaeditorial.com/Sami

Sami Tarica nace en Esmirna, la antigua Tismurna, en 1906. Así pues, los paisajes de su infancia son los de la Antigua Grecia y este referente emocional y estético le acompañará hasta su muerte en Ginebra, en 2005.

Hijo de una familia acomodada de comerciantes de alfombras, Tarica se formó en el negocio familiar, para ver más tarde arruinado su patrimonio en el Lyon ocupado por los nazis. En los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial, ya en París, Tarica logró no sólo recuperar parte de lo que le había sido requisado, sino reinventarse en el nuevo oficio de marchante que se convirtió en su modus vivendi en la pasión de toda una vida.

Su hijo Alain siguió los pasos de su padre, vive en Ginebra, y es hoy uno de los marchantes más prestigiosos del panorama artístico actual.

Libros